Si buscas calidad, atención y un precio justo, somos tu mejor opción

La limpieza del horno puede ser una de las tareas más engorrosas de la cocina pero con unas medidas simples su mantenimiento será mucho más fácil.

Foto: MiCasaRevista

Para un mantenimiento óptimo no olvides que después de cada uso, lo ideal es limpiar el horno mientras esté templado. Con el horno caliente también se puede limpiar pero hay que seguir las instrucciones del producto de limpieza en particular porque puede ser bastante tóxico.

Otra medida para un mantenimiento sencillo es colocar papel de aluminio sin tapar los conductos en la base del horno a la hora de cocinar.

Si quieres limpiar el horno de manera natural puedes preparar una pasta de bicarbonato y sal y frotar el horno, después, aclarar con agua y secar.